Iglesia de Santa María a Nova

  • Está situada en el corazón del cementerio. Fue declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional en el año 1973.

    Construida por el Arzobispo de Compostela Berenguel de Landoira (1327) fuera de las murallas de la villa, pertenece al estilo gótico marinero. Presenta una sola nave, dividida en cuatro tramos separados por arcos apuntalados. En su interior, además del Museo de las Lápidas, puede verse el sepulcro de Xoán de Estivadas, la Capilla de los Carneros y una hermosa pila bautismal.

    En el exterior destaca el porche de la entrada (1817), la inscripción fundacional encima de la puerta sur y los sepulcros construidos en el muro norte. En el cementerio se puede observar el crucero gótico, en el sur, y el baldaquino (s. XVI), conocido como el Cristo do Humilladoiro, en el norte.